Como marca, necesitas que tus clientes sepan quién eres. Pero no solo eso, sino que además te reconozcan de un simple vistazo. O, dicho de otra manera: que cuando quieran volver a ti, sepan cómo pueden hacerlo. Que cuando vean un producto tuyo, sepan que ese producto es tuyo. Si lo consigues, lograrás diferenciarte frente a la competencia y te quedarás en la mente de tus clientes durante mucho tiempo. Es decir: conseguirás fidelizarles.

Siempre he pensado una cosa. Hacer un nuevo cliente es un trabajo arduo, y deberíamos celebrar cada nueva persona que llega a nuestro negocio y nos compra o contrata, en el caso de que lo que vendamos sean servicios. Yo, desde luego, lo hago. Y siendo tan difícil hacer nuevos clientes, una parte muy importante del esfuerzo de cualquier marca debería ser fidelizarlos, ¿verdad?

Bueno, pues para conseguirlo una estrategia infalible es la comunicación de marca. Y dentro de esta comunicación de marca, una parte clave es la identidad visual corporativa. Ya en el post anterior te conté qué es la identidad visual de una marca y cómo puede ayudar a tu negocio. En este post voy a ir un paso más allá y te voy a dar algunas estrategias con las que conseguirás que tus clientes te reconozcan de un simple vistazo gracias a la identidad visual corporativa

A modo de recordatorio, te cuento que la identidad visual corporativa son todos los componentes gráficos (logotipo, colores, símbolos, tipografías…) que identifican y representan a tu marca a simple vista, y tiene como función transmitir la personalidad de la marca y evocar unas emociones determinadas entre los consumidores, aquellas con las que quieres que tus clientes asocien a tu marca. 

Te pongo un ejemplo. Seguro que conoces la marca Mr. Wonderful. Esta marca quiere posicionarse desde la alegría y el buen rollito, y todo lo que hace está diseñado para evocar dichas emociones. Además, cuando conoces la marca, cualquier cosa que veas de ella no deja lugar a dudas: es de Mr. Wonderful. 

Como ves, la identidad visual de tu marca debe expresar tus valores, tu cultura y tu estrategia global, debe ser sólida y coherente con el resto de los elementos que conforman tu comunicación corporativa: tu identidad verbal, el mobiliario y equipamiento comercial que elijas para tu punto de venta físico, tu packaging, todos tus productos de cartelería y papelería… En definitiva, todo debe guardar una coherencia y responder a lo que quieras expresar y comunicar. 

Y no, no pienses que esto de la identidad visual corporativa es para marcas grandes. Todas las marcas, ya sean grandes o pequeñas, deben tener bien definida su identidad visual.

Toda la vida hemos escuchado ese refrán de “una imagen vale más que mil palabras”. Y por eso, la identidad visual corporativa es una estrategia esencial que te permitirá comunicar quién es tu marca y conseguir que tus clientes te reconozcan de un simple vistazo. ¿Y cómo? Pues expresando la identidad visual de tu marca en tantas aplicaciones como se te ocurran. 

  • Merchandising: Bolígrafos, carpetas, chapas, camisetas, llaveros, tote bags… y un montón de elementos de papelería o gadgets útiles que podrás regalar o vender a tus clientes. 
  • Rotulación de vehículos: ¿Imaginas la enorme visibilidad que puedes dar a tu marca expresando tu identidad visual corporativa en un vehículo que circula por toda la ciudad o, más aún, por todo el país?
  • Arquitectura, mobiliario y equipamiento comercial de tu tienda: También es importante que tu punto de venta física, es decir, tu tienda, refleje esta identidad visual corporativa en todos los elementos que forman parte de su interior. 
  • Packaging: Los envases de tus productos, así como los paquetes con los que hagas tus envíos, si es que haces, no deben dejar lugar a dudas. Tus productos son una de las cosas más identificativas de tu marca. 
  • Los uniformes y formas de vestir de tus empleados: Procura utilizar siempre tus colores corporativos, e incluso coloca tu logotipo en alguna prenda que lleven tus empleados. 
  • Todo tipo de publicidad, ya sea online u offline, de cualquier tamaño y forma, debe identificar a tu marca.
  • No olvides nunca la parte web: Tu sitio web, tu tienda online, tus redes sociales, tus campañas de e-mail marketing… Todo debe estar impregnado por esa comunicación visual que representa y hace única a tu marca. Imagina que tus clientes ven en tu tienda física una identidad visual y al entrar en Internet ven algo completamente distinto. Esto es algo que nunca te puede pasar.

Como ves, son muchas las aplicaciones de la identidad visual corporativa que te ayudarán a conseguir que tus clientes te reconozcan de un simple vistazo.

ABARNOM somos especialistas en comunicación visual y equipamiento comercial, y podemos ayudarte creando para ti proyectos personalizados como, por ejemplo, rotular tu vehículo comercial, crear vinilos personalizados que puedes poner en las paredes de tu tienda o diseñar letras corpóreas con las que mostrar el nombre de tu negocio de una manera muy original y llamativa, entre otros muchos proyectos. Solo tienes que contactar con nosotros para que comencemos a mejorar juntos la forma en la que expresas la identidad visual de tu marca.

Porque, al final, todo se reduce a llamar la atención de tus potenciales clientes para, de esta manera, lograr convertirles en clientes reales.

¿No crees?